28.12.14

BOX

estamos en el ring.
me quedan grandes los guantes
mi rival y yo
no pesamos lo mismo, ella
parece levitar y yo
apenas puedo alzar las piernas, ella
tiene detrás una prole de fantasmas
que le dan agua y la masajean, yo
estoy sola y nadie
grita por mí.




    cuando empieza la batalla
ella vuela y de una patada
directamente
me desmaya.
desde ahí todo es blanco.
nadie me asiste
y todos festejan.
aunque levite la alzan
aunque llore, todos
lloran con ella.
me pregunto si alguna vez tuve familia
o un amigo de esos que te bancan en todo, quizás
están saltando entre el gentío
porque se confundieron, es verdad



mi rival y yo
somos seriamente parecidas
sólo nos diferencia
la transparencia de la carne. ella
es fina como un papel de seda
como todas las cosas
que se van extinguiendo.

4.12.14

disculpen ortodoxos no me anda bien el tilde

es cierto
funciono todo mal
ahora las luces hacen cortocircuito
el gato trata de abrir la puerta
todas la estrellas parecen de cartulina
y la sonrisa no me condice con la cara

el tiempo arrasa
arrastra
existe
demasiado

//

este es un gran chiste


ya pueden apagar las cámaras

yo se que esto no es cierto
que nunca me fui que solo
cambie un poco pero todavía
me reconozco

así que no me mientan

nadie estuvo ausente
no hubo sollozos de mi padre
ni la mitad de la ciudad me olvido
puedo ser muchas cosas
pero ingenua
nunca



//


me imagino mi imaginario psicólogo
preguntándome cual es
el cambio mas grande que siento en mi


me callaría


el haría un gesto de afirmación, como diciendo
hice la pregunta correcta
y apoyaría la cabeza en la mano a esperar la mejor respuesta



menos mal que imagino
a mi imaginario psicólogo porque seria un poco
vergonzoso
no saber que contestarle


//o si//


por ejemplo estoy mas pulcra
mas ordenada mas tolerante
miro a los ojos pero sigo
paranoica


estoy mas amorosa, mas simpática
mas abierta, mas sana
hablo con todos pero sigo
callada

o sea, señor
disculpeme
pero no cambie nada

27.11.14

antigüedades

I-

qué perdí

la mayoría. de los objetos quedaron
los inservibles
cacharros viejos, ropa regalada
el resto de mil cigarros
un caracol vuelto astilla

y no hay culpa porque yo no sé
 si se trata esto
de acumular objetos
para asociarlos a caras
o de un ejercicio intenso de la memoria
consistente en elegir y descartar para que el espacio
no sea
el aire asfixiado de polvo
de cualquier sedentario.

II-
y estoy redimida porque si fuera así yo tengo
una tarde en arrecifes a punto de empantanarse
y subirse la marea en estruendos tenebrosos,
un atardecer de pasteles de queso y en hamacas
preguntarnos para qué viven
los que no viven como nosotros
el trajín de un ojo hinchado en la puna
y las recetas que no seguimos nunca
el beso en un parque de Cusco
promesas en forma de cocaína
la voz de un viejo bolero en la puerta de un negocio

sé que no se va a ir esa camioneta en la selva
a punto de llover a cántaros
ni la noche en que de verdad tuve miedo
no se va y no vuelve llegar de rabia y soledad
para cantar en un balcón hundido en La Paz
o el milagro de un almuerzo invitado
la lluvia ecuatoriana
miles de mosquitos a la madrugada
con ron y abejas en el fondo

no sé dónde está pero se queda
la noche en que cuidé a un bebé andante
aunque se fueron todas sus recompensas
ni la otra en que entre desvelos y café
te pedí en secreto que vinieras conmigo
y no sé si lo que queda es cierto
o es algún desbarajuste de la cabeza
yo me voy de todas partes y me quedo
con una luna en tu hombro camino sombrío a Cartagena
y el llanto arrebatado después de la lluvia
el encuentro fortuito que por desesperados
nos llevó a transpirar juntos en una carpa sin tocarnos un pelo
y ese otro en que sí, toqué tu cara
entre mil camas ocupadas para escucharte
decir Estoy solo.


y esas veces en que me buscaste
mientras cantaba sola de ilusión
con esa voz diaria que ahora transpiro
a cambio de mi libertad de conciencia

y si hasta hoy se sale de los poros de mi memoria
este canto arrebatado
será porque es fruta madura que languidece de euforia
miedosa yo creo porque cada día sé mejor lo que pasó
y peor
lo que seré mañana

Santa Marta - Colombia - Octubre 2014

16.11.14

máncora

si esto fuera un diario diría
hoy amaneció soleado, como siempre
no es que siempre esté aquí pero en máncora
el sol es una constante
y estuve y volví y siempre esos rayos que parecen
de sol y son casi de sol porque todo
es de mentira en este pueblo
todos los días trabajo
hoy trabajo aquí, por ejemplo
y aún es temprano y por eso
tengo tiempo de escribir esto
que si fuera un diario diría
que compré manzanas y el sol siempre
pensé también
que les gusto a los chicos buenos y esa es
una de mis virtudes favoritas
pero no lo hubiera escrito si esto
fuera un diario porque si lo fuera diría
que son las doce menos cinco y en argentina
las dos menos cinco, creo y que eso significa
que es temprano
que tengo tiempo para ir a trabajar
que, como no es un diario puedo decirlo,
trabajo cantando
y no me va mal aunque a veces, como ayer
me parece que es un trabajo duro
y ya no quiero hacerlo más
me pondría un delantal y saldría
a ser camarera pero eso
no estaría dicho aquí si esto
fuera un diario
como el de todos los viajeros
porque en su lugar diría, por ejemplo,
que ya pasaron cinco minutos desde la última vez
que dije la hora y en este diario
el tiempo
sería muy importante, tanto
que hablaría todo el tiempo de él pero esto
no es un diario
es otra cosa
un pensamiento enmarañado si usted quiere
que no quiere contar lo que pasa
no tiene ninguna intención de decir
la graduación del color del mar
ni qué gusto de helado probamos hoy
porque como es pensamiento sabe
que no le importa a nadie
que hoy desayuné
queso sin refrigerar y si hoy no muero será
porque alguna vez debo escribir un diario
que no es este
no.

31.10.14

compulsión.

no mi amor
volver nunca es lo mismo
la estatua de gardel dio vueltas sobre su eje en un sueño
el puente se hizo levadizo
y otra vez te escribo, medellín
y otra vez en vos
como en un viejo que me cogi al descuido
y al descuido se me quedó en alguna parte



pero no es aquí



sos chatarra de un depósito que no puedo ubicar, será
una de tus transversales
de tus carreras repetidas
 en la ruta que


 es inútil
nunca me llevará a otra parte.

29.9.14

marcia. medellín.

y no te escribo hace un tiempo lapidario

desde el viaje el mundo
no tiene un color distinto
tiene un color
y no se parece al tuyo
ni a tus mangas de seda arremangadas
ni a tu pera arrugada cuando digo mentiras
no se parece a mi perfil en el espejo de atrás
que ponés para que todos nos demos vuelta
yo
no caí en la trampa

y estoy en un trompo de remolinos con acentos de paisa
y puentes sobre la cabeza que me enredan las crespas
me miran las tetas hasta los viejos sin ojos
pero hay una franqueza que me debo hace tiempo
a cada paso aprendo cómo moverme
y con vos estaba sentada

incluso puedo saltar sobre las estaciones
y hacer piruetas en una rampa
el guarapo las arepas los buñuelos la panela
vos los viste paseando sobre tus ojos
con doscientos pesos entre los dedos y aunque
no lo creas
doscientos pesos no son nada

lo peor, por ser sincera
es creer que esto 
no podría haber pasado
nadie se lo imaginaba
era factible su total ausencia
y mi cuerpo no hubiera cambiado
ni en pliegue de la cintura
si hubiera dicho
no che, mejor esta no
mejor los pantaloncitos apretados y meterme piedras en los tacos de punta
y a ser de a poco
cruelmente
una bolita brillante más esperando el semáforo
en esta o en cualquier ciudad del mundo pero mejor
la propia por cuestiones legales


y ahora que vuelvo al diálogo
parezco nacer con boca nueva
es mentira
no se me pegó el acento
las arepas tienen gusto a goma
y podría volver a mi casa de un tirón si pudiera
pero no
volvería a verte
ni en un sueño de hotel con la tele prendida
ni volando la ciudad desde una terraza
así es el movimiento
un sacudón de neuronas y aunque se vuelva no
se vuelven a colocar
donde vos
las dejaste



2.5.14

método forzado de supervivencia al crecimiento

"Miré el escenario que tenía delante -la casa y el sencillo paisaje del dominio, las paredes desnudas, las ventanas como ojos vacíos, los ralos y siniestros juncos, y los escasos troncos de árboles agostados- con una fuerte depresión de ánimo únicamente comparable, como sensación terrena, al despertar del fumador de opio, la amarga caída en la existencia cotidiana, el horrible descorrerse del velo."
 
Edgar Allan Poe
 
creí que era otra
artesiana de las ideas
 
pero no
la casa cae
 

de entre las tejas brota el ollín de la estufa
y el perro aúlla parapléjico debajo de la puerta y el gato
sale de entre el respaldo del sillón partido
como saeta hacia la calle encargado
de dar su última imagen heroica
 
crei que no iba a dejar de trazar
planos de mis alucinaciones
en el aire frente a mis ojos mareados
pero mamá saca la ropa despavorida
y sale por el patio de atrás con mi campera puesta
es real porque huelo
el arroz pasado que papá viene a colar entre gruñidos
dispuesto a quejarse de mi abandono total
mi fatal desconsuelo

creí hasta hoy que sería mentira que nunca vería
 

caer la casa para tener que huir
forzadamente hacia otra parte
 
pero el día llega sin quererlo, como siempre
y no hay alarma y nadie hace
sonar su celular para quebrar la escena

creí y ahora vivo
la bisagra de la escena
el fin total del primer acto
 
la primera silla se calcina
y la primera llama me impulsa el paso hacia la puerta
no sé cuántos somos huyendo ni si
llegará a llover para apagarlo todo
pero aún con sequía, para entonces
ya estaré afuera, creí
que irme
sería un trámite desgastante
es milagroso que a veces
se fusione la naturaleza con el medio
 
 
creo

que vivimos hasta esta noche en una
deliciosa
religión
equivocada

22.2.14

preparación minimalista


  • siempre mirá al frente y nunca me mires. en la ruta empiezan a aparecer carteles, no los inspecciones. va a haber vacas cerca del asfalto, que no te llamen. vas a ver estaciones y paradas, nunca pares. chicos haciendo dedo, no los subas. va a empezar a llover con sol, no bajes la velocidad y aunque haya tormenta y no veas nada, no frenes. no aflojes la tensión de las manos ni alejes los pies de los pedales. si tenés un calambre decilo bajito, y sin mirarme haceme caso. aunque yo tenga sangre en la nariz, o respire de repente súper hondo, no pongas tu mano en mi rodilla. tengo todo para curarme. si hay un auto en contramano, dejalo. siempre te ven si vos mirás hacia adelante. si para la música, antes de que lo adviertas yo la habré activado. y si querés mear, meate. los asientos son absorbentes, o deberían. si te cagás o estás muy excitado, gemí muy lento, como hacemos todos. pero yo no te toco, no te desconcentro. si ves una ciudad, no frenes. aunque sea la nuestra. si tenés pánico o hambre, antes del sonido del estómago tendrás algo adentro y ni lo habrás masticado. se te hincharán los dedos. y no te olvides: llorá, con toda tu estructura en tensión, llorá sin ahogarte, gritando en ese momento en que se grita. si ves que se me cae el pelo, o me duermo de repente, no te espantes. acordate de las vacas. son lo más importante. te hablo antes de salir porque en el viaje será tarde. cuando lleguemos a la ciudad también. ahora estamos vivos todavía. no te des vuelta ni te enamores. que todos te pasen por adelante. siempre. y no te desanimes ni aunque los días corran y de repente notes el aire frío que empieza a entrar por la ventana. no será el viento que
    cambie. en todo caso no será lo que importe. no hay nada a través de la ventanilla, nunca habrá. tan cerrado que no entrarán los bichofeo, no te picarán el cuello. pero hay una condición. aunque mis labios se destanquen por la luz crepuscular y el contorno de mi mentón te provoque un deseo inusual; si no cambiás de posición el cuello, los rayos nunca te atraviesan. y conmigo estás para siempre a salvo. en cuanto a llegar, no es momento todavía. no se llega.

20.1.14

plena algarabía de un jefe de noticias evangelista

y ahora nos parte un rayo
muy bien Señor

CORTE


a ustedes les digo, novatos flaquitos
que salen a hacer encuestas sobre el papel de la mujer en la vida contemporánea
o el precio del tomate en Belgrano:

en este universo hay que cambiar de eje
usar un talle menos de zapatos cuando los pies nos bailan


probamos con impactos nuevos
cada vez
cada menos tiempo


condiciones inapelables:
envolvente
inevitable
insospechado
fulminante y 
fenomenológico

si tiene algo que ver con
la falta de agua
la deuda externa
el fbi
los riesgos de la vida en la naturaleza
las ventajas de tener auto
las precauciones con paragüas importados
los operativos de seguridad costeados por el ejército

tanto mejor
es eso lo que pido.



a los oídos de los mediocres parece un imposible



y a todo le falta una condición
pero Dios mío, y en este día ya no hay lugar para ateos y escépticos llorones
 es tan sabio
que supo en cuatro letras condensarlo todo



y eso no está en los manuales de negocios

7.1.14

había una vez una escuela en el futuro

y mirá

con lo que fumé
y lo mal que comí
y la cabeza que me hice al pedo
no sé si llego a los 50


pero de los 90 para acá
nadie tiene que durar más que eso
(los de antes tampoco
pero ya es tarde
vino activia
vino actimel
vino internet
las defensas están a ritmo de fábrica china)


durar
sería como pedirle al mundo
que nos haga guiso a punto
con cinco papas por plato
a toda la humanidad
y distinga entre vegetarianos ovolacto alérgicos are krishna
budazen, floristas de bach y
fans del horóscopo maya



no

el mundo no fue hecho para nosotros
y no tenemos la culpa
esa
es la materia de mi escuela


chicos

no hay culpa
inventemos otra manera de morir
más lúdica, que dure mucho
y cambie todo el tiempo



como el sexo a la tarde
en verano
y sin forro



(habrá otro poema de los que vendrán después
pero no seré yo su gestora

así como no hago sonetos
cada uno con su generación
penetrado
bien hasta adentro
sin aire para decir basta)