27.2.08

Multitud.

Difícil es describir ciertas cosas, verdad? Uno va caminando por la calle, con cierta indiferencia, intentando sobrevivir a las multitudes. Y piensa, en un instante, en una mirada, en un roce... ¿Qué se esconde detrás de esos rostros cansados, de esos cuerpos llenos de tensiones? ¿Habrá tal vez tristezas, nostalgias, emociones? ¿Serán felices? Las preguntas se enciman, unas sobre otras, y lo confunden. Porque quien vio hace un instante desaparece, y aparece otro. Y cargan esa soledad, esa simulada indiferencia, como si el mundo no les importara, y estuvieran ahí solo porque deben hacerlo. El tiempo es poderosamente importante, no se pierde, se aprovecha. Y no es parte de sus vidas, sino que ellas son parte de él.

1 comentario:

Jorge dijo...

Si es verdad que tenes 15 años como dice tu perfil me re sorprendi con tu blog.
Realmente hermoso, se desprende mucha sensibilidad del mismo.

Te dejo un beso