10.9.10

De más

A todo le sobra tanto. Como en la imagen tosca de un sueño, te veo yéndote y me escondo, te oigo el paso, estoy sorda, no te encuentro entre todo esto. Lo innecesario se me acumula como si fuera indispensable, lo tengo guardado por si alguna vez sirve. Porque lo importante está gastado. ¿Cuánto nos habrá quedado a nosotros? El mundo huele demasiado mal, anda demasiado mal, mira demasiado mal. Y nos contagiamos, con esa resaca que nunca nos saca del pozo. Te admiro mientras asomás la nariz a la puerta, no es amor esto que pasa, una admiración sucia, casi cercana al odio, a la vergüenza. Me das vergüenza porque aunque me mate mil veces, nunca dejo de buscarte, nunca dejás de parecerte al mundo.

3 comentarios:

Saturno dijo...

Sos grandiosa, me gusta como y desde donde escribis (me refiero al lugar del que nacen tus palabras)(algunos lo llaman corazon). Una vez mas, gracias.

Carolina Bugnone dijo...

ay qué lindo esto

Anónimo dijo...

Me encantó, justo necesitaba esto. Ro Burgois