3.5.08

El siglo veintiuno: los bandos.

Nos paramos frente (y entre) una sociedad y la miramos objetivamente. Podemos comenzar con la visión general: una mayoría, cuyos principios y costumbres no se escapan ni quieren escaparse de la estupidez, el materialismo, la falta de incentivo, la necesidad. ¿Qué necesidad? Integrarse, cueste lo que cueste, a un grupo, y ese grupo será, naturalmente, el que abarque mayor cantidad de gente, porque al mismo tiempo es el más accesible. ¿Y qué más accesible que esa estupidez, el materialismo, la no-actividad productiva, la mente en un eterno stand-by? Se aferra uno a lo más fácil, una moda impuesta e innegable que está y lo obliga a ser parte de ella y SER ella. ¿Y en qué se justifica esa obligación? En sobrevivir a un mundo colocado, en que miramos a nuestro alrededor y no vemos más que lo que nos muestran, y caemos como moscas en la tela de araña, la venta de una realidad que parece ser la mejor: la pasamos bien, tenemos amigos y somos parte de la sociedad, no estamos aislados y nadie nos discrimina. Creemos ver la perfección, al fin encontramos un lugar en este mundo perdido... ¿O acaso no seguimos tan perdidos como siempre, tal vez más? ¿No andamos, sin saberlo, con una imagen del mundo que no es? Si es tan cruel la realidad afuera de la fantasía de la moda, si ver las cosas tal cual son, si pensar es tan triste... ¿No es mejor vivir en la comidad de la masificación, ser otro ladrillo en la pared? Puede que sí, la vida debe ser teóricamente mejor en esa nube de risas, vacío y música cuadrada, amistades forzadas, besos que no son nada y constante competencia con el par. Pero existe un esfuerzo sobrehumano por pertenecer a esa realidad paralela que se crea a medida que ellos la van llenando de mentiras. Tan real, o no, qué importa, ellos ya están ahí, y puede que estén bien.

Ubicándonos ahora en la otra parte: la minoría. Vemos desde afuera, tan cercano, a ese mundo ya planteado. Los odiamos, nos burlamos, los criticamos e intentamos no parecernos ni un poco a ellos. Podemos basar nuestra existencia en ese esfuerzo de la originalidad, nadar contra la corriente, crear una realidad nueva basada en escuchar música de categoría, leer libros, tomar café y mantener largas charlas filosóficas. ¿Pero no estamos constantemente pensando (naturalmente, porque convivimos) en ese mundo al parecer tan ajeno, intentando la creación de una nueva raza anti-moda? Sí, y la creamos. Pocos, perdidos también, muchos indefinidos. No encontramos un lugar en el mundo, pero sabemos que estamos ubicados lejos, infinitamente lejos de la ignorancia, las masas, la ropa ajustada y la música electrónica. Tal vez sea nuestra única certeza, y de ella nos aferramos. Nos sentimos seguros, aparentemente, con esa personalidad distinta al resto y estamos parcialmente identificados, nos basamos en el pasado como criterio (época de oro de los adolescentes) y nos esforzamos para no ser jóvenes de hoy, no ser iguales.
El planteo está hecho y evidentemente nosotros sabemos que lo hacemos porque queremos (y puedo asegurarlo sin lugar a dudas), con orgullo con ganas. Pero estamos fuertemente integrados a un mundo vacío de nosotros, de inteligencia, de dudas y puede que vivamos en él también, pero somos felices. ¿Somos felices?


Nota 1: Se las dejo picando.
Nota 2: Abro debate, cualquier opinión, sugerencia, oposición, será bienvenida. Bueno, oposición no.
NOTA GENERAL: yo sé que por más que intente poca gente va a leer este texto sin dejarlo por la mitad, al igual que seguramente muchos textos anteriores con más de diez renglones. Lo sé, quería decirlo como para que sepan que tengo bastante clara la realidad, oh maldita realidad.
Pero estoy bastante bien igual, aunque sea infinitamente aburrida yo y mis cosos. Si no fueran míos, seguramente tampoco los leería. Tal vez, no sé. Sí, los leería. Pero mierda, hay un mundo ahí afuera y yo no estoy en él o sí, quién sabe.
Quién?

6 comentarios:

Ailus. dijo...

Oposición no?

Mmm...

No es oposición, pero soy de esas a las que el gusta ponerse del lado 'inválido', capaz porque como biendijiste ayer soy drogadicta. :P.

Cuestión que no todos los uqe son parte de la moda son imbéciles. Pero oh, sí que hay una gran mayoría.

me cansé y me tengo que ir y me duele la cabeza.

adiós :)

Pau dijo...

oposición, sí.

sofia dijo...

primero creo que tanto la mayoria como la minoria somos los "jovenes de hoy" solo que la mayoria, valga la rebundancia, son mayoria :) esta bueno que sepamos elegir, pero nopor creernos "originales" hay que darnos de algo que no somos. tambien opino que hay gente que esta en el medio de los dos "grupos" y que ni uno ni el otro son totalmente malos o totalmente buenos..no se puede negar que hay cosas del otro grupo que nos pueden llegar a gustar un poquitin, pero avces por orgullo lo negamos u otros lo aceptamos y por eso aveces tenemos que bancar que los de nuestro "grupo" os critiquen o cosas asi...
no se si exprese bien lo que queria decir, pero eso.

ro dijo...

no voy a arrugar (H) jaj,
creo que no todos los que pertenecen a la moda son idiotas ni los que no son un poco mas inteligentes,
talvez a alguien le guste esa musica electronica sin sentido, que parece un metronomo, y te aturde y no me gusta para nada. talvez a alguien le guste vestirse de esa manera y no pensar en cosas de verdad, no cosas materiales ni boludeces , no es que nosotros no pensemos en muchas boludeces y no lo hace por pertenecer a ese grupo. capaz que solo a nosotros nos parecen todos iguales( como los chinos) y entre ellos son muy diferentes, y capaz que ellos piensan cosas profundas sin que nosotros lo sepamos, igual son una parte de la sociedad con la cual no tengo mucho contacto asique estoy prejusgando.
pero bueno, creo que no es una oposicion a lo que dijiste, y nose si se entendio lo que quise decir

Franco Morales dijo...

Hola. Antes q nada pensaba no firmarte en tu blog porq ni t conozco... pero Q mas da! se va a l carajo la extrañitud (sí, acabo de inventar esa palabra)
Bueno, me copo mucho q tengas el link d jovenes con ideales... Yo soy uno de los q lo armamos al "sitio" espero q sea de tu agrado y cualquier cosa q quieras comentar estoy a tu disposicion (es mas si tenes algun articulo q quieras q subamos avisa y lo revisamos. Estamos abiertos a TODOS!)

sobre el tema del cual escribiste...
-Nadie está excento de modas o costumbres
-Vos, yo, tu viejo, tu cuñado, tu vecino, todos, somos personas y por eso SERES SOCIALES. NECESITAMOS sí o sí de la sociabilizacion.
-Absolutizar y decir q los q siguen cierta moda, al ser mayoria TODOS SON IGNORANTES me parece muy arriesgado y Falso desde el principio (sin embargo no pongo en duda que posee una gran cuota de verdad)


dicho esto digo...
por un lado creo que HOY en día, la mayoría alienta o aplaude al vago, al ignorante, al que se la da de langa, al fachero, al que tiene el fotolog con 192368734081723648712340871236408712 de firmas por minuto...
Pero no sólo eso..
No señores... aparte de aplaudir al NO esfuerzo, desalienta y denigra al que se esfuerza por un bien común y propio, al que busca defender sus derechos y los del otro, al que responde a sus deberes civiles... MUCHO MAS al que busca superarse constantemente (no me refiero solo intelectualmente, sino tambien en lo laboral y afectivo)
[todo esto dicho de manera muy general, por supuesto que hay exepciones]

Si bien creo que lo que vos planteas de que la minoria("nosotros") somos los que seguimos defendiendo ciertos "valores" o el esfuerzo, es genuino y por momentos REAL. Tambíen creo que muchos de nosotros (entre los cuales muchas veces me incluyo) defendemos estos valores también por una cuestion de inclusión social y no por los valores en si mísmos...
Es importante esta aclaracion ya que muchos de los que nos creemos defensores de lo genuino y valeroso, lo hacemos (al menos por momentos) por buscar la aceptacion de pares (q forman tmb parte de esa minoria) y no por buscár el bien verdadero.

Espero no haberte aburrido mucho y no te preocupes q da para leer el texto entero..
Dicho todo esto M despido!!
espero q t puedas pasar x el mio

Sea Muy feliz!
Bndiciones!

mr Anaranjado

divaD oiluJ dijo...

La búsqueda del conocimiento requiere como condición primordial aceptar la incomodidad e infelicidad de no poder alcanzarlo todo, y ser feliz con eso. Es lo que hay... este mundo estaba antes de nosotros. Un buen punto de partida para cambiarlo es no parecerse a él. Yo quiero ser discriminado, pero en el buen sentido de la palabra, en el verdadero. Y por gusto, no por parecerme a los que no nos parecemos.
Excelente tu análisis social, sobre todo en la autocrítica.