21.3.09

Inmortalidad.

Si fuéramos inmortales nos importaría un carajo el tiempo, la belleza de las cosas, los sentidos, los sentires, las caricias. Si fuéramos inmortales no habría esperanza ni desesperanza, no habría motivos ni tampoco faltarían. Si fuéramos inmortales no seríamos nada y nuestro corazón no serviría ni para un transplante, no extrañaríamos, nada tendría intensidad ni valor. No valdría la pena la alegría ni la tristeza, y estaríamos realmente muertos.

1 comentario:

El león dijo...

supongo que por eso los vamìros no son inmortales a secas, su propia maldicion debe ser su pseudo consuelo, supongo que todos al fin y al cabo buscamos aferrarnos a algo, aunque no deberíamos... por eso la gente cree en dios, por que tiene miedo de morirse, y de morirse sola...a mi me da lo mismo cualquiera de los tres

en resumidas cuentas si, es como vos decis, y eso es lo lindo de vivir, la infravalorada conciencia de que mañana podés no estar

Un saludo pau, que andes bien