11.3.09

La muerte.

Y al borde y al final está la muerte, parada en el límite que nunca llegaremos a conocer. Saluda a veces cuando a alguien se le escapa a su nombre. Con el tiempo ya es más que una palabra y la oímos respirar. Cuidado, no es más que un final. Un único e inservible final. Casi tan inservible como el comienzo. O podría decir que tal vez menos, al menos servirá para que dejemos de ser tan inservibles. Y habrá tal vez un dolor casi instantáneo, y no tendremos ni tiempo para sentirlo, como todos los momentos que creímos eternos. Es mentira que se reirá de nosotros; a ella le dará lo mismo. Estemos o no, le dará lo mismo. A lo sumo le importará al mundo, pero eso no durará mucho.

3 comentarios:

Ornella Bruna dijo...

Si publicaras un libro, yo lo compraría (L).

Color Humano dijo...

es muy cierto, pensar que llegamos y nos vamos y ya está, me asusta un poco ese pensamiento, de verdad me asusta, a veces creo que prefiero no pensarlo tanto..

agus. dijo...

me gusto mucho el comienzo, me dio una sensacion linda aunque nadie entienda xq digo linda hablando de la muerte, no se, pero despues solo me dio bronca.. mucha y tristeza
senti tu bronca o no se que palabra
esta buena q puedas transmitir lo q sentis, pero no le tengas tanto odio no? me fui por las ramas chau jaja