29.4.08

Dormías.

Me bastó verte dormir entre las sábanas blancas, con tu cara dibujada entre las arrugas de la tela. Sentía que me estabas mirando, y dormías tan profundo, esa respiración tan pura. Si hubieras sabido cuánto tiempo había apoyado mi mejilla en la almohada, rozando apenas tu boca y aprovechándome inocentemente de tu vulnerabilidad. Y no puedo decir que me aprovechaba si es que aprovecharse no es sentirte mi propiedad entera, es hacerte y deshacerte apenas resoplando un poco sobre tus pestañas, es posar mi dedo índice sobre tu labio reseco, tu boca que me llamaba tan necesitada de la mía. Pero no, el silencio era tan crudo, y para qué recordar el silencio si ahora te movías apenas con un gemido de incomodidad, y pensaba en lo que estarías soñando. Y cómo iba a saberlo si sólo era tu presencia esa certeza, tus ojos ausentes. Tan ausentes que me dolían, me dolía que no supieras que ahora te acariciaba como a un bebé y a su piel de porcelana. No sabías que en tus sueños también estaba yo, respirándote y sonriendo sin importarme el tiempo.

3 comentarios:

divaD oiluJ dijo...

Esa inspiración que tenés, paula...
Esto último texto entra en los que más me han gustado de acá :)

el hombre merengue dijo...

esto es muy profundo para mi, ya habia pasado antes pero tenia metida la idea en la cabeza q era como el fotolog y solamente podias firmar si tenias blog :P
bue no importa
un beso pau :)
otra cosa, lso blogs me odian
abajo donde ahi q verificar para firmar yo tengpo q escribir esto kdjfjwlafd y a lisandro lo hacia escribir esto kko grrr¬¬

Lisandro dijo...

que tierno...

realmente lindooo


muy lindoooo

adios