30.3.08

¿Porqué no ser un poco narcisista a veces?

Vengo a hablar de mí, un rato. A veces siento que me cuesta autodefinirme, supongo que a todos nos cuesta. Cambiamos según las circunstancias, las situaciones, las charlas, los problemas. Nos adaptamos, o adaptamos lo que somos para sentirnos bien en ciertos momentos, con cierta gente. Queremos agradar, o disgustar, o estar cómodos. Creo que algo así me pasa... sos tímida o extorvertida? simpática o antipática? sincera o mentirosa? Tal vez no sepa dónde estoy parada, pero no sé responder esas preguntas, por eso en ciertos momentos creo que no soy yo la que hace ciertas cosas, la que dice otras, la que reacciona de tal o cual manera. Porque me voy adaptando, observo las circunstancias e intento encajar en ellas de alguna manera, ya sea callándome, o hablando, o siendo simpática o no siéndolo. Tal vez llegue un momento en el que realmente se ve una esencia, que al fin y al cabo siempre está, y es ahí donde me siento mejor. Cuando dejo de lado esas ganas de adaptarme y de sentirme cómoda que creo son normales para responder a lo que soy yo, a mí misma. De cualquier manera, creo que hay ciertos instantes, si se me observa (aunque no creo que haya alguien demasiado interesado en observarme) en los que es evidente mi verdadero ser, de alguna manera. Como si no pudiera cambiarlo, ni ocultarlo. Como si en el fondo mi rareza, mi particular manera de ser me delate por completo. Y ya no está esa adaptación, esa otra visión.
De cualquier manera jamás me adapté a las circunstancias siendo "parte de la masa" o diciendo cosas que realmente no pienso o no siento. Porque creo que todo parte de una misma base, que me limita a la hora de hacer ciertas cosas. Y a pesar de mi edad creo tener la suficiente decisión y personalidad como para no dejarme llevar por las preferencias y los gustos de cierto tipo de gente que, lamentablemente, es la mayoría. Y eso es lo que mejor me pone.

Sé que debería publicar otra cosa de estas que escribo, pero me dieron ganas de hacer esto.
Tomen manzanilla :)

2 comentarios:

divaD oiluJ dijo...

Después contame de tus raptos de esencia.

Igual yo pienso que esta autenticidad mencionada sólo puede ser parcial. Los humanos formamos nuestra identidad básicamente por imitación. Con esto me refiero a que ser auténticos por completo significaría llegar a lo más primitivo de uno, rondar zonas del cerebro que no contemplan los límites de la modernidad. Cuando despierto y mi cerebro todavía está dormido, me encuentro en numerosas ocasiones pensando totales incoherencias (aunque cuando tomo conciencia de las mismas significa que ya estoy despertando). ¿Soy yo realmente el que piensa cosas sin sentido? ¿O el verdadero yo es más primitivo que mi subconsciente?
Existe algo parecido que asumo que es lo que vos mencionás. En mi caso, por ejemplo, me siento auténtico cuando digo lo que pienso, o hago cosas no habituales que a mí me gustan. El arte, a veces, da una gran sensación de esencia. Pero me parece que, al fin y al cabo, son sólo sensaciones. La individualidad debe distar de la esencia, ¿no?
Por eso me pregunto, ¿Cómo carajo se hace para ser totalmente uno y sólo uno sin ninguna influencia del exterior? Porque por unos momentos me gustaría saberlo.


En cuanto al narcisismo, pienso que en general es completamente sano =)
No en mi caso, porque tiendo a hablar bastante de mí. Fijate en mi comentario la cantidad de "yo", "me", "mi", etc que hay. Me desagrada, pero bueno, hay que asumirlo, ja.

Por cierto, te estoy comentando ahora porque me dormí a las nueve y media y desperté 1:25 am. Y... nos vemos mañana. Sé más narcisista y pensá que siempre están todos demasiado interesados en observarte =) Te mando un abrazo.

lu dijo...

fah! alto comentario se mandó el niño David (mentira, no lo leí, vine con los pensamientos de lo que te iba a escribir que ya se me están medio desdibujando). que bueno que es david, yo lo quiero mucho.

es rico el té de manzanilla? creo que lo probé una vez hace ya bastante tiempo, cuando recién descubría el té y estaba como loca probando todos los nuevos sabores (el té de durazno quedó completamente descartado de mi vida).

a veces me acuerdo de la existencia de este blog y entro y leo todo, en orden cronológico por simple manía, y me agrada, sabés qué? no lo digo como un halago, simplemente te cuento, que me hace acordar a las cosas que escribía antes, cuando yo escribía... ahora no lo hago mucho, se me fue un poco la "inspiración", triste, ojalá nunca te pase. me gustó la parte en la que dijiste que si alguien te observa en ciertos momentos se puede dar cuenta de quien realmente sos, hay momentos en que también me siento así, y es genial, aunque creo fielmente que somos las personas que no creemos ser también, somos un conjunto de pequeños yoes que están tan dentro nuestro, conforman una escencia que puede salir en todo su esplendor en cierto momento... sabés? aunque suene cursi también creo que siempre hay alguien dispuesto a observar a cierta persona, por ahí alguien te está observando pau, y no lo sabés (ah, le quería crear paranoia =P)

bueno, ahora sí leí lo que escribió David y creo que no estoy de acuerdo (y se me presenta una discución en mente muy comunicaciones contra exactas, ja), no creo que el yo primitivo, áquel que no sufrió cambios por influencias, sea yo realmente... creo en el yo como la causa de todas esas influencias y experiencias y distintas cosas, hasta el más mínimo detalle, que nos fueron formando como la persona que fuimos hoy, una persona que bien puede ser contradictoria e influenciada, pero no por eso menos verdadera...

ya que estoy aprovecho para contarte que finalmente empecé la facultad. empezar bien bien empiezo la semana que viene, porque esta semana con los problemas que hubo, hubo un par de clases que no tuve, pero ya fui a dos, de sociología con temas diferentes. una clase la da un profesor que se sienta a hablar y es medio aburrido, así que te las tenés que arreglar para prestar atención, y la ota la da una mina cuya forma de explicar me re gustó, hizo la clase más dinámica y cumplió mis expectativas, los contenidos recién empiezan a tomar forma pero son lo que me esperaba, aunque lo que más quiero es empezar ya a cursar filosofía y aprender cosas nuevas :)
es extraño entrar, cada vez que fui me crucé a unas siete personas (mar del plata = pueblucho, en mi opinión), la primera vez me costó encontrar el aula pero una señora muy buena me explicó, llegué a los baños una vez pero siempre me olvido donde quedan, no hablé con nadie pero me la paso mirando gente (hablaré alguna vez con alguien?) (bueno, hoy le ofrecí un carilina a un chico que se sentó al lado mío y me dijo gracias ^^), y.. nada, te cuento como te había dicho :)

al final escribí un montón yo también, gracias por los ojos de leer. cómo te está yendo a vos en el cole, y en la vida?

te mando besos de colores.